Publicado: 1 de Marzo de 2016

Una instalación de aire acondicionado por conductos tiene una unidad interior tipo conductos y una red de conductos que distribuye el aire a cada una de las estancias impulsando a través de rejillas o difusores. El mejor sistema de aire acondicionado por conductos es aquel que se puede regular mediante un sistema de rejillas programables estratégicamente colocadas por donde sale el flujo del aire.


El sistema de conductos de distribución del aire tiene la ventaja de que la instalación queda totalmente integrada en la vivienda o local, sin tener aparatos a la vista. Como toda instalación, tiene una serie de ventajas y de inconvenientes que repasamos a continuación.


VENTAJAS

  • Zonificación

Una gran ventaja del sistema de aire acondicionado por conductos es que permite la zonificación es decir, regular la temperatura y caudal del aire en cada estancia.

En una instalación zonificada cada habitación tiene su propio termostato que se comunica con una rejilla motorizada. En cuanto se alcanza la temperatura establecida, la rejilla cierra el paso del aire. La rejilla abre en cuanto la habitación vuelve a necesitar climatización. De esta manera cada espacio recibe la cantidad justa de frigorías, ahorrando energía y garantizando el confort.

Este sencillo sistema se puede controlar de forma local, a través del termostato situado en cada zona, o de manera general, integrando toda la instalación en el sistema de mantenimiento del edificio, lo que permite tener un control permanente sobre la temperatura fijada en cada termostato. Según el estudio del Grupo de Energía de la UMA mencionado anteriormente, mediante este sistema se puede conseguir un ahorro energético de hasta el 50% al año.

  • Estética

Generalmente los conductos del aire acondicionado se instalan en falsos techos, con lo que nos evitamos la instalación de los aparatos split de bomba de calor que ocupan un sitio considerable en la pared de la estancia. 

Mediante el sistema de conductos, sólo veremos las pequeñas rejillas por donde se distribuye el aire, lo cual resulta más discreto y estético, aunque también hay decoradores y arquitectos que prefieren instalar los conductos a la vista para dar un estilo más "industrial". 

DESVENTAJAS

  • Instalación mediante obra

La instalación de un sistema de aire acondicionado por conductos requiere de un falso techo que, si no se tiene en la vivienda, hay que crear. Ésto implica meternos en una obra que puede resultar algo engorrosa si tenemos que convivir con ella. El mejor momento para instalar un sistema de conductos es al comprar la vivienda o bien al realizar una reforma completa de la misma. 

  • Precio

Debido a la obra necesaria y a la cantidad de material que implica (tuberías, rejillas, sistemas de regulación y control enclaustrados...), instalar un sistema de aire acondicionado por conductos puede costar unos 3.500 euros aproximadamente. 
Queda en la decisión de cada usuario, valorar si compensa realizar esta inversión que más adelante puede traducirse en un mayor ahorro energético y un mayor confort. En el caso de disponer de muchas habitaciones, no resulta tan diferente a tener que comprar un equipo de climatización en split por cada una de ellas.  

  • Mantenimiento y limpieza

La limpieza y desinfección de los conductos de aire acondicionado del polvo y las partículas nocivas que se acumulan en ellos es fundamental para mantener una instalación de aire acondicionado sana y evitar el llamado síndrome del edificio enfermo.

Existen modernos sistemas de limpieza de los conductos de aire acondicionadoque generalmente aprovechan las entradas o salidas de los conductos del aire (rejillas, difusores, etc) para introducir robots mecánicos con distintos sistemas de limpieza, como cepillos rotativos,  aspiración y recogida de residuos,  o limpieza por inyección de aire o agua.

Eficiencia energética del aire acondicionado por conductos

A la hora de elegir el mejor sistema de aire acondicionado por conductos, debemos de tener en cuenta el nivel de eficiencia energética que nos garantiza la instalación. Para conseguir una mayor eficiencia, es imprescindible que los conductos instalados cuenten con un correcto aislamiento y hermetismo que evite las pérdidas de energía y garantice un confort térmico adecuado y ahorros de energía y dinero. 

Desde 2015, los equipos de aire acondicionado y bombas de calor deben venir etiquetados con su factor de eficiencia energética estacional (SEER para el modo frío) y su coeficiente de rendimiento estacional (SCOP en modo calor). Estos ratios se calculan teniendo en cuenta diversos factores, como el consumo del equipo a pleno rendimiento,  cuando esta apagado o en espera y el consumo del equipo funcionando con cargas parciales.