Publicado: 16 de Febrero de 2016

Dos plantas de Indiana que fabrican productos para la industria de calefacción, ventilación y aire acondicionado trasladarán sus operaciones de manufactura a México, movimiento que dejará a 2.100 personas sin trabajo, anunciaron el pasado miércoles funcionarios de la empresa, según publica The Associated Press.

Carrier Corp. comunicó que cerrará su planta de Indianápolis en la que laboran 1.400 trabajadores y trasladará sus operaciones a México. Los trabajadores de la compañía serán despedidos en los próximos tres años, a partir de 2017.

United Technologies Electronic Control también anunció el miércoles que trasladará sus operaciones en Huntington a una nueva fábrica en México, por lo que la ciudad del noreste de Indiana perderá 700 empleos para 2018. Ahí se fabrican controles a base de microprocesadores para las industrias de climatización (HVAC por sus siglas en inglés) y refrigeración.


El presidente de la división de servicios y sistemas de HVAC para Norteamérica de Carrier, Chris Nelson, dijo que la empresa cerrará su planta en Indianápolis en respuesta a "la continua migración de la industria de HVAC a México". Indicó que la migración incluye a los proveedores de la empresa, así como sus competidores.

El presidente del sindicato United Steelworkers, Chuck Jones, dijo que el movimiento de Carrier es una desgracia, si se toma en cuenta que han estado en Indianápolis desde principios de la década de 1950. Agregó que los mil 400 trabajadores afectados se encuentran asustados.


"Hay muchas dudas y la gente no sabe si afectará sus prestaciones y pensiones", dijo Jones al periódico Indianapolis Star. "Creemos que todas las prestaciones de jubilación se mantienen vigentes".

Las instalaciones de climatización residencial y la organización de ingeniería de Carrier permanecerán en Indianápolis.

El alcalde de Indianápolis, Joe Hosgett, emitió el miércoles una orden ejecutiva con el fin de destinar recursos locales, estatales y federales para asistir a los trabajadores que perderán sus empleos. En un comunicado dijo que el anuncio de la compañía llegó "sin advertencia previa y es increíblemente decepcionante".

Alex Housten, director administrativo de UTEC, declaró a la televisora WANE que están conscientes del efecto en "nuestros empleados y la comunidad, lo que hace que esta decisión sea difícil", y añadió que el traslado a México "es la mejor forma para que sigamos siendo competitivos".