Publicado: 18 de Febrero de 2016 a las 22:16

Los recuperadores de calor son equipos que permiten recuperar parcialmente la energía del aire climatizado que hay  interior de una estancia o local, a través del sistema de ventilación mecánica de dicho aire, mediante un intercambiador que pone en contacto el aire interior que se extrae con el del exterior que se introduce, sin que se mezcle el aire de los dos circuitos.

En invierno consigue calentar el aire frío que entra del exterior, mientras que en verano enfria el aire caliente del exterior, además dispone de diversos filtros que reducen el nivel de contaminantes y mejorando considerablemente la calidad del aire.

Según normativa actual, cualquier vivienda o local comercial requiere un sistema de ventilación para renovar el aire interior hacia el exterior y simultáneamente coger aire del exterior,  permitiéndose mantener la calidad del aire interior, de forma que incorporando este equipo se reduce el consumo energético de forma notable.

Normalmente se presenta como una caja con unas embocaduras y unos filtros que permiten realizar dicho intercambio y se colocan en las unidades de ventilación mecánica que incorporan los ventiladores de impulsión y retorno del aire de la vivienda o del local.

Los recuperadores de calor permiten recuperar hasta un 60 % del calor que se perdería en un sistema de ventilación mecánica en el que los flujos de aire de admisión y extracción son independientes, permitiendo un ahorro de energía que oscila sobre el 40 % del consumo en los equipos de climatización.

Hay tres tipos de intercambiadores:

  • Flujo cruzado, eficiencia de entre el 50%  y el 85 %.
  • Flujo paralelo, eficiencia aproximada del 90%.
  • Flujo rotativo, disponen de un rotor o masa que acumula calor, un motor y una carcasa y presentan una eficiencia aproximada del 70%


Ventajas de los recuperadores de calor:
  • Mejora la eficiencia energética.
  • Ahorro energético y económico.
  • Recuperación de calor del sistemas de ventilación mecánica y ahorro de energía.
  • Enfría el aire que entra al interior en verano y lo calienta en invierno.
  • Precio económico que permite amortizar el coste de la inversión en un periodo de tiempo corto, requiriéndose estudio económico para analizar su viabilidad.

Normativa de aplicación:

  • Uso residencial vivienda: Código Técnico y DB HS 3.

El código técnico dentro del Documento básico DB HS de salubridad, calidad del aire interior, en el apartado 3 en el que se especifican las condiciones de los sistemas de ventilación para viviendas,  se establece como obligatorio la disposición de un sistema de ventilación híbrido o mecánico para renovar el aire interior .

Si se considera un sistema de ventilación del tipo híbrido en el que las aberturas de admisión están en contacto directo con el exterior no se puede plantear este sistema de recuperación de calor ya que la admisión no es canalizada por rejilla y conductos.

El código técnico no obliga la instalación de estos equipos en un sistema de ventilación mecánica en vivienda, pero  se reducirá el consumo energético intercalando un recuperador entre el sistema de admisión y el de extracción, pudiéndose alcanzar ahorros energéticos de hasta un 40% , de acuerdo a la siguiente imagen.


  • Uso terciario: Locales Comerciales RITE.

En estos casos,  la calidad del aire interior viene regulada en el RITE, en el cual se establece que para las distintas categorías de aire interior (IDA 1, IDA 2 o IDA 3), y se regula cuando es necesario colocar estos equipos.

Se exige disponer de un recuperador de calor, según la Instrucción Técnica  IT 1.2.4.5.2 : “ Recuperación de calor del aire de extracción”,  en los sistemas de climatización de edificios en los que el caudal de aire expulsado al exterior, por medios mecánicos, sea superior a 0,5 m3/s.