Publicado: 22 de Febrero de 2016 a las 07:07

Un sistema zonal es la solución a los problemas de disconfort ocasionados por sistemas de aire acondicionado por conducto con un único termostato centralizado. 

Los sistemas convencionales no proporcionan un confort real, ya que la temperatura ideal de cada habitación es independiente de las otras en función de su orientación, del uso al que se destina y de su ocupación.


Ofrece la posibilidad de regular la temperatura de diferentes estancias de un mismo inmueble. En las oficinas, es ideal para poder seleccionar la temperatura deseada en diferentes despachos o salas. En la vivienda, permite ajustar la temperatura de las diferentes habitaciones a demanda de sus ocupantes, así como desactivar el equipo de climatización en las zonas no ocupadas. Al igual ocurre en restaurantes, tiendas... 


Características:

  • Confort personal. Satisface el nivel de confort de diferentes ocupantes del recinto. 
  • Ahorro energético. Utilizando un termostato en cada zona, no derrochará energía en zonas desocupadas. 
  • Amortización. El ahorro de energía amortiza el coste del sistema zonal en, aproximadamente, dos años de media. 
  • Ecológico. Uso racional de la energía. Libertad de ubicación Al funcionar vía radio, los termostatos pueden colocarse dónde se desee y ser reubicados por el mismo usuario sin dificultad. 
  • Alta fiabilidad. Los termostatos vía radio evitan los problemas de funcionamiento que presentan otros termostatos inalámbricos. 
  • Adaptabilidad. Resulta idóneo para ser montado en instalaciones ya existentes. 


Aplicaciones

Apartamentos - Viviendas unifamiliares - Dúplex - Oficinas - Consultorios médicos - Dentistas - Bufetes de abogados -Tiendas - Residencias tercera edad - Centros de estética, solárium - Centros de formación... 

Aplicaciones subzonas 

Habitaciones infantiles l Salas de reuniones l Despachos de dirección (oficina bancaria) l Recepción de un centro médico...